domingo, enero 01, 2012

FELIZ AÑO


Puedes marcharte. Con tu mal nespresso matinal y peor nocturno. Tus crisis y tus miserias. Tienes un billete solo de vuelta en la estación. Pagado para que no dejes más deudas a medias.



Y tú seas o no el Fin de los Mundos ven ya. Sé que no es lo mismo que antaño. Ahora ya pocos te comparan con cursis cuadernos de hojas nuevos blancos sin estrenar. Cada vez menos te esperan con alegría. Ni la Banda de Bienvenido Mister Marshall puede ir a recibirte. No tienen para pagar los disfraces. Pero quedan ganas de verte llegar.


Las estadísticas no son tan malas: por cada ladrón de sueños hay 3 ladrones de ladrones de sueños. Por cada ladrón de besos hay 2 que se dejan robar. Por cada ladrón de Paz hay 4 regaladores compulsivos de buen rollo. Por cada ladrón y asesino de letras hay 5 drogadictos que las resucitan a lo Frankenstein. Provocadores natos de risas estúpidas y sin sentido. Genios en recomponerse y reinvenciones que trabajan a jornada completa como Becarios sin contrato. Dicen que hasta hay quien ya se encarga de enviar las cartas bellas que otros quemaron.


Y no te preocupes siempre hay alguien al que le gusta el bricolaje y nos preparará El Arca. Por si acaso. Bienvenido.

2 comentarios:

don Gerardo de Suecia dijo...

A las estrellas no les importa

No es posible contarles
leyendas y cosas así...
Dicen que caen estrellas
cada vez que alguien muere.

En el frío de las noches, escuchando
la música helada del viento,
oía los perros aullando
como aúllan por alguien que ha muerto.

A las viudas oía gritando
y a los niños sollozando por pan.
A las estrellas no les importa
si las personas vienen o se van.

Pakito dijo...

Bueno leido y pensado...
También me gusta y mucho. La verdad es que , eres buena... y leerlos asi espaciados me gusta.
Este lo leis más rápido hace unas semanas y al principio no lo entendí. Sobre todo porque el tercer párrafo me descoloco y me parecía que con los dos primeros era ya suficientemente elogiable.
El tercer párrafo, con tantas identidades propias, me parece un pelín sobrecargado -- ojo, para mi gusto, que no soy un entendido; sólo un mero espectador que disfruta de tus entradas.--
Si sigo leyendote con tanto placer voy a tener que mirar de hacerme con algún libro ;-)
¡Felicidades!