viernes, octubre 12, 2007

VIDA ANTERIOR

XII La vida anterior

Mucho tiempo viví bajo espaciosos pórticos,
los soles del mar los teñían con mil focos,
sus altas columnas, rectas y majestuosas,
en los atardeceres evocaban cuevas basálticas.

Las olas, en su balanceo de imágenes celestes,
de modo solemne y místico iban mezclando
los pujantes acordes de su honda música
con los colores del poniente en mis ojos reflejados.

Ahí fue donde viví en tranquila voluptuosidad,
entre cielos y oleajes y esplendores
y esclavos desnudos impregnados de perfume
que con palmas me refrescaban la frente
y cuya tarea exclusiva era intensificar
el doliente secreto causante de mi dicha.


LA VIE ANTÉRIEURE XII

J'ai long-temps habité sous de vastes portiques
Que les soleils marins teignaient de mille feux,
Et que leurs grands piliers, droits et majestueux,
Rendaient pareils, le soir, aux grottes basaltiques.

Les houles, en roulant les images des cieux,
Mêlaient d'une façon solennelle et mystique
Les tout puissants accords de leur riche musique
Aux couleurs du couchant reflété par mes yeux.

C'est là que j'ai vécu dans les voluptés calmes,
Au milieu de l'azur, des flots et des splendeurs,
Et des esclaves nus, tout imprégnés d'odeurs,
Qui me rafraîchissaient le front avec des palmes,
Et dont l'unique soin était d'approfondir
Le secret douloureux qui me faisait languir.

Charles Baudelaire. Le Fleur du mal (Las Flores del mal)

Baudelaire lleva ya 150 años removiendo las mentes, las entrañas y el alma de cualquiera que se acerque a oler aunque sólo sea uno de sus pétalos.

Imagen: La Pompe Nôtre-Dame
Date : 1861
Auteur : Charles Méryon

9 comentarios:

39escalones dijo...

Pues sí, Baudelaire lo remueve todo... En particular este poema es precioso, y la imagen es espectacular.
Un abrazo.

Mónica dijo...

Sí, es uno de mis preferidos. Con Baudelaire pasa como con los buenos vinos, siempre lo digo.
Me alegro de que te guste, la imagen es impresionante.

Un abrazo

rubén dijo...

Suenan ecos de Poe en este poema. Las Flores del Mal es uno de mis 3 ó 4 libros de cabecera.

Mónica dijo...

Rubén, lo mismo digo. Las letras de Baudelaire, siempre me sorprenden, tiene la genialidad de de que cada vez que leo algo suyo, parece que sea la primera vez.

Un abrazo

Sergi Bellver dijo...

Caigo aquí desde tu aportación al número 8 de la Revista Narrativas, vengo a felicitarte por ella, por lo de Caballo de Troya y me encuentro con ese fogonazo del hombre del pelo verde.

Baudelaire no sólo me entregó un poema/lema ni me puso sin más un espejo delante. Baudelaire tiene un trozo de mi pulpa roja y la mastica en su tumba, y a cada rato me filtro en los terrones de su lecho, y desde ahí, cualquier día de estos, por fin brotará algo nuevo. Y toda la bendita culpa será suya.

Un saludo.

Mónica dijo...

Bienvenido Sergi, me alegro de compartir a Baudelaire. En ocasiones ha sido el causante y mi mejor ayudante en eso tan complicado de invertarse de nuevo.

Gracias por tus amables palabras. Por cierto. La cabecera de tu blog no tiene precio...

Un saludo

A.V.G. dijo...

Qué coincidencia! llevo en mi bolso una edición de Las Flores que estas navidades mi abuelo me regaló, de su biblioteca particular. Y hoy he colgado un post sobre el vino, con referencia a sus poemas sobre el líquido en cuestión, y ahora este descubrimiento de sábado por la mañana, triste pero alegre por esto.
¡ Qué suerte !
Un saludo.

Mónica dijo...

Me alegro, una bonita coincidencia y no pierdas esa edición Baudelaire y regalado por tu abuelo, es una mezcla de lo más entreñable.

Salud!

Isidro Hernández dijo...

Este poema es maravilloso. Recomiendo la versión cantada poe LEO FERRER. Por cierto, la traducción española que se reproduce en esta página se permite algunos giros que traicionan el sentido del poema, especialmente en el último verso, en donde se dice, en verdad ´"el secreto doloroso que me hacía languidecer" (literalmente). En la traducción que aparece aquí, al intruducir la palabra dicha, parece como si el sentiod fuera bastante distinto.
Bueno.
Saludos.
Isidro Hernández