jueves, febrero 01, 2007

Adiós, libretas chinas

Soy una compradora compulsiva de libretas. Especialmente si tienen motivos orientales, "mis adoradas y odiadas libretas chinas", como yo les llamo, cuando no nos oye nadie.
Cada uno tiene sus manías y peculiaridades en esto de escribir, no me lo nieguen ahora, y si no lo tendrán en otras historias. A mí me obsesiona que el cuaderno sobre el que voy a comenzar a escupir letras y palabras me de buenas vibraciones, me guste. Y eso acaba por convertirse en la búsqueda del Santo Grial.
Mezclar mis arrebatos compulsivos consumistas, con el éxtasis del hallazgo perfecto, no siempre es fácil. Las libretas se terminan por amontonar en mi casa con sólo dos o tres páginas escritas. Soy caótica, en mi vida cotidiana, en mis horarios, en el día a día, así que no podía ser menos en lo literario. Antes lo dudaba, ahora estoy segura, que este es el motivo que me obliga a escribir una y otra vez novela coral. Es una especie de genial licencia que me permite emborronar no sólo una vida sino todas las que me de la gana.

Escribo mis novelas en la cabeza. Llevaba más de un año con la tercera novela en ella y llegó el momento de parirla. Es lo más fácil y a la vez lo más difícil, cuando realizo este proceso de plasmarlo en papel una gran parte de mi salud mental desaparece, incluso algo de la física, es como si envejeciera, como si pasaran diez años por cada uno. A veces intento mirar a otro lado, como si no fuera conmigo, temo volver a sumergirme en esa espiral con tantas vueltas y que me invada el vértigo. Por otro lado, es un engranaje tan absurdo, pero tan perfecto que no hay posibilidad de detener el proceso.
Para este libro, que avanza ya en papel, poco a poco, también comenzó la búsqueda de la libreta china, encontré hasta el día de hoy todas estas. No era lo esperado, yo quería algo diferente, algo nuevo, algo que me ayude en los momentos de locura y me haga compañía.













Hace sólo unos días lo encontré y quería presentaros a mi nuevo compañero. Un Spectrum portátil a estrenar del año 87, sí, 87. Pesa menos de medio kilo y su teclado es tan increíble, que parece ser que lo imitaron para los Mac por su textura y comodidad. Podríamos llamarla la mamá de las PDA.
Qué quieren, nunca he sido muy normal, también escucho música en vinilos…
Mis libretas quedan relegadas por un tiempo, lo dejaremos no en un adiós, sino en un hasta luego, aborrezco las despedidas.

24 comentarios:

Fernando dijo...

Pues no esta mal el cambio...ahora que me imagino que todavía irás unos pasos adelante como realmente te metas a investigar en las "cosas chinas" que hay ahora...adiós al boli y a los cuadernos...saludos.

Shikilla dijo...

Mónica, cuánta razón tienes en que cada uno tenemos nuestras manías a la hora de escribir...si yo te contara! Lo de las libretas me suena muchísimo, yo cada verano compro una, las mías tienen que tener flores, me da igual como sean, grandes, pequeñas, rosas, margaritas...da igual, pero flores! Me las llevo de vacaciones pensando en traerlas llenas, pero, lamentablemente, no es así, apenas unas hojas. También me gusta escribir especialmente con pluma, tengo una que es fetiche para mí, un regalo. En fín, que cada uno caminamos con nuestras manías a cuestas...!

Un abrazo y sabes que cuentas diariamente con mi apoyo, me gustaría llamarte "colega", pero me temo que aún no me elevo hasta ese término lo suficiente. Algún día...todo se andará. (Eso quiero pensar)

Betote dijo...

Me has dado envidia :)

Yo soy mucho más vulgar, y siempre acabo emborronando un cuaderno Guerrero (al menos no es un Gran Jefe :D).

Saludete.

Mónica dijo...

Ciao,

Fernando bienvenido, gracias por la visita. Tienes toda la razón, imágina del 87, las maravillas que hacen ahora, claro que el mini portatil que me gustaba no te quiero ni contar lo que valía, y una otra cosa no, pero se conforma enseguida.

Un saludo,

Shikilla, vaya, yo también tuve época floral, lo de la pluma igual, aunque a la hora de la verdad me resulta más cómodo el boli tipo pilot, porque escribo en las posturas más extrañas (esto último ha sonado algo mal...)
Gracias por tu apoyo y tus visitas, ayer yo fui la que te hizo pasar la centena seguro!
Y lo último, estoy segura que sí,
Un abrazo,

Betote, que los cuadernos Guerrero tienen su encanto, de tan simples que son tienen un punto glamour que los hace irresistibles,

Un abrazo compañero de letras,

Chechu Arroyo dijo...

¡Ay! escribir, escribir... que forma tan bonita de espresar ideas, sentimientos... ¿verdad?

Felicidades por lo que has de parir.

Un saludo. Lograrás una "familia numerosa"

ANA Y VÍCTOR M. dijo...

Hola Mónica, el tema de la libreta nos recuerda nuestros apuntes en otras muchas sombre viajes y excursiones, que siempre al final se pierden o se amontonan. Y respecto a la pluma, también, nosotros tenemos una un tanto extraña, que me desapareció y apareció a los cinco días entre los dientes de un perro, totalmente mordisqueada... ¡Aún la conservo!.

Ayer fue dificil el visitaros, ya que la blogosfera no funionaba.

Respecto al Spectrum, nos has traido recuerdos de nuestro primer "ordenador".

Un abrazo y esperamos leer tu parto.

Leicca dijo...

Ayer estabas un poco perdida...

Me has hecho retroceder bastante.

:-)

Un saludo.

Ruth dijo...

Yo también siento pasión por las libretas. En mi caso, no es tan importante el aspecto exterior como el interior: a veces voy a por las cuadriculadas grandes, otras a por las de línea -pero estrecha, no sé qué diría de mí un grafólogo-, las más a por las de hojas blancas. Y el grosor de las hojas también es importante, no me gusta que se transparente lo que escribo en un lado.
Manías, manías...

Max Estrella dijo...

Me ha encantado lo del Spectrum...es de esas pequeñas joyas,una moderna antigüedad...
y por supuesto que me ha hecho muchísima gracia lo de las libretas,porque a mi me encantan todos los artículos de papelería,tengo gran cantidad de tipos de papel distribuidos por mi habitación y escribo cartas (de las clásicas)en papel verjurado.Y siendo así tengo libretas para parar un tren, la última la compré en el centro Pompidú (no se si se escribe así) en París,de papel reciclado y con un simple Moi y Vous en la portada...sigue por empezar como tantas otras
besos

Drecik dijo...

Dioooooosssss Mónica!! Guardate bien ese spectrum que de aquí a 20 años va a ser objeto de coleccionista y te vas a hacer millonaria!! (yo te lo compraba ahora mismo).
Lo de que cada uno tiene sus peculiaridades... Yo estuve un tiempo escribiendo mi diario en alfabeto élfico para que no lo leyera mi madre. Lo que pasa es que luego no lo podía leer yo y lo tuve que dejar. Así que nada.. un saludo y bss.

Mónica dijo...

Ciao,

Chechu, sí está visto que no tenía suficiente con la parejita que voy a por el tercero.
Un saludo!

Ana y Víctor, ayer la blogsfera era un auténtico caos. Paso todos los días por vuestra casa, pero me resulta imposible dejaros un comentario, aún estoy con hambre de ver esas delicias de coco... desde aquí os mando un abrazo,

leicca, ayer, hoy, mañana seguramente un poco más, ya irás viendo que más que un poco estoy rematadamente perdida.
Un abrazo,

Ruth, vaya otra más al club, como sigamos confensado nos van a hacer un precio especial en terapia de grupo. Aunque será imprescindible ir con todo el cargamento de manias a la sesión.
Un abrazo profe,


Max, eso es muy bonito, poca gente escribe cartas de verdad. Yo era defensora de ellas hasta el fin, pero es cierto que con los mails se pierde inevitablemente (aunque si empiezo a largar el material de papelería que tengo en mi estudio no salen cinco o seis postales más)
Esa libreta tiene que ser preciosa, no me la enseñes que me la quedo.
Besos,

Drecik, jajajaja mira que son las tres de la mañana pero lo de tu diario es genial. Que conste que adoro a Tolkien, tienes todos mis respetos.
He pensado que tienes razón, así que dentro de 20 años hablamos y vemos lo de la venta esa de mi Spectrum...
Besos,

Anónimo dijo...

Enhorabuena por tu blog. Es magnífico y bellísimo. Lo votamos en 20 Minutos y lo añadimos a favoritos. Te invitamos a ver el nuestro sobre transporte y trenes. Si crees que merece un voto .....

http://forodeltransporteyelferrocarril.blogspot.com

Sigue con el tuyo, por favor
Un saludo

Leicca dijo...

Un besillo. Vengo a lo de siempre...

:-)

maria del mar dijo...

Quien no tiene manias? todos tenemos las nuestras, y sobretodo a la hora de escribir y tener organizado nuestro escritorio, que por cierto el mio es un gran caos.Espero ver pronto tu libro.
Un saludo.

Cineahora dijo...

Lo del "spectrum" también me trae recuerdos de mi juventud, y además en una época donde parecía que todos los que querían teclear con esto nuevo del ordenador debíamos aprender antes a programar con el leguaje basic.
También tengo, o tenía, mis manías con las libretas. Me gustaban las que llevaban cuadrículas (sin raya vertical a la izquierda), y que el papel fuera algo grueso porque aprieto mucho el boli (negro).
Ahora, tanto las libretas como en 'spectrum' cada vez parecen más reliquias del pasado.

Un saludo !

Mónica dijo...

Ciao,

Anónimo, bienvenidos y muchas gracias por vuestras palabras,me alegro de que os guste el blog.
Un saludo,

Otro beso para ti Leicca,

Maria del mar, gracias, aún tardará, pero en ello estamos.
Un besito,

Cineahora, me has recordado que yo tampoco soportaba las rayas que traspasaban la hoja por el margen izquierdo.
Un abrazo,

Bambino Bartok dijo...

Perdone Vd., pero como orgulloso poseedor de más de 3.000 vinilos, la emplazo a que me argumente la "rareza" de escuchar a Solomon Burke como dios manda. Y no en esos ridículos posavasos. Por Dios.

Mónica dijo...

Ciao Bambino,

No sólo retiro mis palabras sino que afirmo que el jazz y la buena música sólo se puede escuchar en vinilo. Qué diría Billie Holiday si levantara la cabeza y viera esos posavasos (genial término) dando vueltas a velocidades absurdas...
Bienvenido!

Mari Carmen dijo...

Me sucede exactamente igual que a ti. Yo, ademas, colecciono grabados, fotos, dibujos... todo lo que tenga que ver con arte oriental y chino. Me entusiasma.

Un abrazo,

Ixchel dijo...

Fue curioso primero leí tú último post después vi la palabra mágica “libretas chinas” todo lo oriental me atrapa eso lo tengo claro.

¿Pero ese aparato del año 87? Eso si es extraño jejeje pero si te gusta pues que importa lo que me puede parecer.

¿Cómo van tus diseños?

Mónica dijo...

Ciao,

Mari Carmen, el arte oriental me resulta irresistible.

Ixchel, mis diseños van avanzando, espero terminar en una o dos semanas como mucho, y poder subir todas las fotos, no veas que trabajo lleva...
Lo del "portatil" del 87, lo sé...sin comentarios, pero lo vi y me enamoré de él. Es como un perro de esos que te miran y no puedes dejar de pasarle la mano por la cabeza una y otra vez.
Que conste que no pienso dejar de lado mi super portatil de verdad!
Un abrazo,

Miguel Ángel Muñoz dijo...

¡Ay, Mónica, cuánto me identifico contigo! También yo tengo montones de libretas a medio escribir, a medio abrir, a medio comprar, a medio pensar, pero siempre libretas que me concedan una apariencia de orden no subvertido.
Abrazos.

Mónica dijo...

Ciao Miguel Ángel,

Me alegro de saber que no estoy sola, en esta ardua tarea de acumular manias y más manias a la hora de inventar historias.
Un abrazo,

JoseMSGamboa dijo...

Hola, Mónica.

Genial este post. Me encanta leer sobre las manías de los demás a la hora de escribir. Nos hace más 'humanos'. A veces resulta un tanto extraño cuando respondes 'escribir' a la famosa pregunta: '¿qué te gusta hacer?' Sin embargo, luego te das cuenta de que no eres el único, de que hay muchísima gente que comparte tus miedos, tus inseguridades y tus 'rarezas'.

Un abrazo.