jueves, octubre 25, 2007

Prossima Fermata: FIRENZE

Firenze, es un lugar tan genuino, que me cuesta escribir sobre él sin hacerlo en italiano. Es como un pecado de los que se perdonan, pero no se olvidan, como si le dañaras en su orgullo más interno.
Firenze me ha desconcertado. Me ha dejado perpleja, no sólo por la belleza de sus calles, de las casas, de esas aceras inexistentes, del suelo desigual, del caos de las bicicletas que circulan a su aire como tantas otras cosas allí; sino por la naturalidad con la que se mama como de la teta materna el arte en todas y cada una de sus vertientes incluidas las más absurdas. Ya que a fin de cuentas qué es el arte sino un absurdo de la imaginación y la distorsión de la mente del ser humano.
Es como ese amante que te llevará hasta el paroxismo para quizá arrebatarte después en un segundo lo que te ha cedido, la extenuación a la que ha llevado tus sentidos, te expulse de entre sus brazos y no te permita dormir a su lado. No importa. A quién podría importarle. Es un riesgo imposible de dejar pasar. Y paradójicamente Firenze te otorga la tranquilidad esa que no sabes dónde pusiste, o que puede que tiraras sin darte cuenta a la basura, o se perdió, véte a saber cuándo. Te relaja por más que lo invadan por sus puntos principales millares de energúmenos cámara y plano en mano.

No importa, ella está preparada como un buen mercenario para combatirlo, y te proporciona puntos por donde escapar en todas sus vías, entre sus casas, sus tejados, sus puentes.
Firenze es como un cuadro pintado por miles de manos. Un lugar donde todo tipo de insecto inusual es bienvenido.
Non posso dire molto di più di questo viaggio improvvisato. Una macchina, una strada piena di curve e un arrivo. E poco di più. Ma mi sento dentro una calma e tranquillità, che in poche occasioni ha trovato la mia anima. Penso che adesso Firenze è diventata una grande nemica di quel posto che ho trovato in un altro tempo.
Sono tornata, ma non so se ancora sono qui o là. Ma sono alla fine io, che è veramente l'importante.

16 comentarios:

Ferlocke dijo...

Fíjate que no sé qué tiene Florencia que no acabó de convencerme. No sé. Mira que el sepulcro de los Medicci me dejó sin aliento, que el duomo (mejor de lejos que de cerca, ahí, presidiendo cada rincón) es increíble, Sta. Maria Novella... todo, cada monumento es maravilloso, pero creo que no me dio sensación de conjunto. No sé si me explico, me dio la sensación de estar visitando monumentos, no una ciudad...

Eso sí, me quedaría a vivir en los Uffizi para siempre.

http://community.livejournal.com/fertextos/

Drecik dijo...

Que bonito, que manera de sacarle un poco de jugo literario a una ciudad tan bonita (porque sacarle todo el jugo sería imposible).

Un saludo

39escalones dijo...

Pues he estado en Italia, perono en Florencia, aunque el post me ha dado unas ganas terribles de coger un avión y salir zumbando para allá.
Besos.

Nosotras mismas dijo...

Hola Mónica,

Pasaba a saludar y hacer sonar mis tacones.

Besos.

Mari Carmen dijo...

Aún no he pisado Italia. Mi próximo destino será Roma, y después... habrá que seguir haciendo caminos.

Un hermoso cuadro el que has hecho de esa ciudad.

Un abrazo,

Fernando Sarría dijo...

amo Florencia ...junto a París y Venecia...mis tres joyas...creo que siempre que voy me queda algo por ver....la última vez hace tres veranos, la ví sucia, descuidada...estos florentinos sacan dinero a espuertas y no la cuidan nada..besos..tengo por ahí un poema a ella...y a un amor.

ElPoeta dijo...

Bella ciudad, querida Mónica. Un reposo del alma. Besos y cariño,
V.

Caminarsingluten dijo...

No conocemos Florenci, pero si todo es tan bonito como en tu relato... tendremos que conocerla.

Besotes,

Ana y Víctor.

Luisa Miñana dijo...

Tengo un sueño con Florencia: verla vacía. La próxima vez madrugaré mucho y pasearé en silencio.
Yo también creo que la están descuidando bastante. Pero sigue siendo como un milagro que tanta hermosura resista durante tanto tiempo.

Un abrazo

manuespada dijo...

No sé qué tendrá Italia que siempre dan ganas de volver.

entrenomadas dijo...

Mónica, qué belleza de post!!!
Me ha encantado, pero a ver qué hago ahora con las ganas tan grandes que me han entrado por volver a Florencia.

Cachis,,,,,,
Vuelvo a leer el post para calmarme un poco.
Besos

Marta

PD: Te deje dos mensajes que se han borrado, yo nos los veo. Te decía que estabas muy guapa en la portada de la revista.
Pues eso

malvisto dijo...

... me gusta mucho aquello de Un resgo imposible de dejar pasar: me gusta esta CLASE de fatalidad.

Mónica dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Estoy tan liada que no tengo ni tiempo de pasar por aquí.

Un abrazo a todos

Mitalia dijo...

Adoro Firenze, non c'è verso, è una delle città che ti ruba il cuore, proprio come tu descrivi egregiamente nel tuo post.
Conosco quel trepitio nel cuore mentre cammini per le strade fiorentine.
Quello non te lo scordi più, te lo posso assicurare.

E' stato un piacere leggerti!

Mónica dijo...

mitalia, creo que es imposible definirlas sensaciones que provoca Firenze tan bien como tú lo has hecho.

Grazie tante

Baci

Monica

Monique dijo...

Firenze !!! es el lugar mas hermoso del planeta, es el lugar de mi vida, vivi ahi seis meses, los mejores de mi vida, cada minuto y segundo que vivi ahi quedaran guardados en mi mente y corazón por siempre... cuando me fui deje mi corazón alla, cuando baje del avión por primera vez, me senti mejor que en casa, todo me fue tan familiar, vivi con una familia un tiempo, que era como mi familia. La gente es tan linda, todos habland hasta por los codos, jajaja mi pais ideal, hice conversación con todos, desde niños hasta ancianos, los hombres son superlindos, cierto mujeriegos a morir, pero lindos sin duda. Odio no poder vivir alla, quiero pasar toda mi vida en florencia, no puedo llamar hogar mi hogar porque cuando me fui de florencia deje mi hogar.... FLORENCIA ES INCREIBLE, nadie puede dejar pasar la vida sin conocerla...